11 de enero de 2008

Entrevista a F. Naranjo, médico especializado


Fernando Naranjo es médico en el Hospital Ribera y en el Instituto de Medicina Reproductiva (IMER), ambos centros están localizados en Valencia.
¿Cuánta demanda de óvulos hay? ¿Existen suficientes donantes para suplirla?
El dato exacto lo desconozco, pero la demanda es enorme, y aunque existe un número importante de donantes, siempre harían falta más. Cuántos más tengamos, más posibilidades tendremos de conseguir nuestros propósitos: la reproducción y atender los trastornos de esta función desde la pubertad hasta la senectud.

¿Cómo "reclutais" donantes?
Evidentemente el Instituto aparece en Internet y en otras guías de interés, pero lo que mejor funciona es el boca a boca. Nuestras donantes vienen aconsejadas por amigas o compañeras que les ha hablado bien de la clínica. Es el modo más seguro para ellas, conocer la experiencia directa de una amiga y que ella le impulse a hacerlo.

¿Cuál es el porcentaje de parejas que no pueden tener hijos en España? ¿Suele funcionar la inseminación artificial en su primer intento?
El porcentaje es bastante elevado, llega al 15% de las parejas españolas. Pero de ese 15% no todos acuden a las clínicas de reproducción asistida porque estos procedimientos son muy caros y no todos se lo pueden permitir. De otro lado, pueden acudir a la Seguridad Social que sí presta ese servicio a las parejas necesitadas.

¿Es peligroso el tratamiento para donar? ¿En qué consiste? ¿Es doloroso o puede tener efectos secundarios?
El acto quirúrgico siempre conlleva ciertos riesgos. En este caso, como la donante tiene que pasar por el quirófano y ser anestesiada, los peligros son las posibles complicaciones de dicha anestesia.
Además el tratamiento, que consiste en pinchar los óvulos durante una semana para estimular la creación de estos últimos, puede provocar una hiperestimulación.
En el caso de los dolores, éstos son menores, pero sí pueden aparecer: el óvulo no está hecho para ser pinchado, así que la donación puede provocar dolores abdominales, muy parecidos a los de la menstruación. El dolor suele aparecer después de la extracción, en las 48 horas siguientes.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para donar? ¿Qué pruebas realizan?
Como marca la ley, la mujer donante tiene que tener entre 18 y 35 años y no estar incapacitada legalmente, es decir, que pueda tomar sus propias decisiones. Es importante que la mujer esté sana, y cuánto más joven mejor, ya que los óvulos serán más fértiles.
Se desaconseja ser fumadora para donar, ya que este hábito puede provocar infertibilidad y riesgos con la anestesia, pero no es indispensable que la donante no sea fumadora.
También se realizan pruebas psicológicas a las donantes para asegurarnos de que no vayan a sufrir después de donar sus óvulos. Tienen que ser maduras y equilibradas.

¿Existe un servicio de atención al donante?
Toda donante está controlada de forma continua. Toma medicación todos los días durante el tratamiento y la ve un médico casi todos los días. Existen pues unos controles diarios durante los 10-14 días del proceso. Además, la donante cuenta con un número de teléfono para llamar en caso de urgencia. Para nosotros la donante es una paciente más de la clínica y se le debe tratar como tal.

1 comentario:

Adrian dijo...

Me gusta mucho el blog. Los artículos son muy interesantes y el diseño es muy profesional.